PiliArriola

PiliArriola 20 de Noviembre de 2017

A partir de una canción

La caída empezó lenta. Como en cuotas se fueron tirando, algunas más gordas, otras más estiradas. Todas clistarinas. Su transparencia impresionaba, a través de ellas se podía ver más allá. 


Hubo una primeriza, que triunfante dio el primer paso, el del suicidio, el del desprendimiento para dar lugar a la libertad. La primera que se atrevió a saltar. Era robusta, venía bien cargada. No le costó avanzar, ya estaba cansada de estar ahí, además, era tan gorda que sentía que si no saltaba iba a explotar. Soltar sonaba mejor que explotar. Soltar para liberar.


La siguieron otras valientes, aunque menos valientes que la primera, se sintieron inspiradas y saltaron, soltaron. Algunas fueron de la mano porque solas no se animaban, ellas venían más atadas. Todas distintas pero todas persiguiendo el mismo ideal: soltar para liberar, sanar, saltar. Curar.


Ya sabían que en algún momento les iba a llegar. A pesar de haber estado reprimidas tanto tiempo, este momento les producía cierto placer. Una adrenalina ambigua que encarnaba sentimientos encontrados, deseos reprimidos, ansias de salir y comunicar, salir a sanar. Soltar, saltar. 

La primera enviada cayó pesada sobre la tierra fértil, sedienta. Tierra seca, agrietada. Abajo la esperaban ansiosa. El momento del primer impacto fue casi celestial. La luz del sol dio justo y el abanico de colores dejaron en evidencia el renacimiento, la nueva vida que se empezaba a gestar. Saltar, soltar. Regar. 


Ese primer estallido motivó a las demás. La intensidad de los suicidios aumentó. Ya no dudaban ni esperaban a que se produzca la explosión, saltaban, soltaban. Después de unos minutos ya no se podía distinguir entre las primeras y las segundas, eran todas una, unidas en la misma causa: saltar, soltar, regar. Caían sin cesar, eufóricas, transparentes. La tierra ya había cambiado de color, y los primeros brotes se asomaron, vírgenes, puros. 

Entonces se sintió el triunfo del derrame.

Lugar, hogar, regar, llorando fuerte.

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • SantiagoDelSel SantiagoDelSel 21 Nov. 2017 17:39

    Y si no saltas/soltas te podrís?